xTaUK9IBPdnZFoUTVncI.jpg

AMLO nos traicionó a las víctimas, reprocha Sicilia

Por: Administración
2019-03-28 16:17:32
61

CUERNAVACA, Mor. (apro).- Andrés Manuel López Obrador “traicionó” a las víctimas de la guerra. “Los otros gobiernos eran cínicos, ya sabíamos que no eran sensibles, pero él se comprometió con nosotros y luego no nos cumplió, por eso digo que nos traicionó, porque sabe lo que significa, no cumplió, nos traicionó”, dice el poeta Javier Sicilia, a un día de que se cumplan ocho años del inicio del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad.

El presidente de la República, dice en entrevista, ha cumplido a medias su compromiso con las víctimas: si bien ha comenzado a aplicar una política social que pretende atender las causas originales de la violencia, al mismo tiempo ha dejado al Ejército mexicano en las calles con un eufemismo llamado Guardia Nacional.

A ratos, durante la charla se indigna aún más y afirma el presidente “nos traicionó”, pues los anteriores gobiernos “eran cínicos, ya sabíamos que no les importaba”, pero en el caso del tabasqueño recuerda que se comprometió a hacerlo de forma distinta y “no nos cumplió, nos traicionó”.

El 28 de marzo de 2011 Juan Francisco, hijo de Javier Sicilia, fue asesinado junto con otras seis personas por una célula del crimen organizado y posteriormente fueron abandonados en la cajuela de un vehículo en el municipio de Temixco. Ello dio pie al Movimiento por la Paz que recorrió, con Sicilia a la cabeza, el país de cabo a rabo e incluso se internó en los Estados Unidos.

De aquellos recorridos emergió un actor social y político que hizo de su dolor, bandera y de la búsqueda de sus familiares, causa: las llamadas víctimas, que paradójicamente dejan de ser indefensas para demandar al Estado mexicano que cumpla con su papel de dar seguridad a sus ciudadanos. Surgió también la Ley de Víctimas que dio pie a las comisiones de atención y de búsqueda que, limitadas, están ahí como fruto de esas movilizaciones.

Hace cinco años, también, el 28 de marzo pero de 2014, mientras el entonces gobernador Graco Ramírez conmemoraba en Cuernavaca por primera vez, por ley, el Día Estatal de las Víctimas, a 49 kilómetros de la capital, un grupo de funcionarios de la entonces procuraduría estatal y policías ministeriales, por órdenes del entonces titular de la dependencia. Rodrigo Dorantes, llevaban a cabo la inhumación de 120 cuerpos en las fosas clandestinas de Tetelcingo, en Cuautla.

En julio siguiente, habría ocurrido una operación similar pero en un panteón municipal de Jojutla, en donde según documentos del cabildo, publicados por Proceso en junio de 2016, se autorizó la inhumación de 35 cuerpos, pero ahora se sabe que se inhumaron clandestinamente más de 100 y todavía no termina la intervención en esas fosas.

“El Estado tiene sus propias fosas y cuando vemos imágenes de estas fosas, las de Tetelcingo y Jojutla, y las que han hecho los Zetas u otros grupos del crimen, pensamos que es el propio gobierno el que ha enseñado a los criminales a cavar sus fosas. Lo peor es que hasta el momento no hay un solo sentenciado por estos dos casos. De hecho, el gobierno federal premió a Rodrigo Dorantes con la delegación de la PGR en Durango y ahora en Tabasco”, lamenta Sicilia.

Pacto de Impunidad

Desafortunadamente, el “pacto de impunidad” entre los gobiernos parece persistir. “López Obrador se equivoca con el concepto de amnistía. Aunque ya no dice el término, lo está aplicando al no desmantelar las redes de impunidad criminal que provoca esta tragedia humanitaria y que es parte del sistema neoliberal. Los grupos criminales no actúan al azar, son parte de la estrategia que desangra a la tierra mexicana y a su gente”, dice.

¿Cómo romper el pacto de impunidad? “Les propusimos, a este gobierno, que se creen los mecanismos de justicia transicional sistémicos que garanticen la ruptura del pacto de impunidad y que nos permitan tener verdad y justicia”. Dice que un mecanismo internacional contra la impunidad, como el que ha propuesto la organización Open Society Justice Iniciative, en el que participen fiscales extranjeros con facultades limitadas, pero que no estén sujetos a presiones políticas locales, puede funcionar.

“Puede funcionar como parte de un plan integral de justicia transicional. Porque el problema es que ya tenemos algunas instancias de justicia transicional, como la Comisión de Víctimas, la de Búsqueda de Desaparecidos, pero se requiere de una política sistémica, es decir, donde estén involucradas todas las instancias de gobierno, que todas operen para resolver este problema, que es el gran problema de la nación”, dice.

“Para López Obrador, las víctimas de la desaparición en este país se reducen a los 43 de Ayotzinapa y claro que es una tragedia, pero al sólo señalarlos a ellos, deja de lado a miles de personas que son víctimas de desaparición en el país, eso no se vale. No le pedimos eso, esperábamos señales en su toma de posesión, luego en sus 100 principales propuestas y no las hubo”, señala.

“La prueba más clara que es lo mismo es que en estos 100 días, los primeros de López Obrador en el poder, los crímenes han aumentado considerablemente a todos los niveles, y esos crímenes no son los de este gobierno, pero cuando un gobierno llega al poder asume la deuda del Estado mexicano, carga con todo. No están entendiendo que hay que atacar el fenómeno. Y el fenómeno son las redes de corrupción y las redes de impunidad y solidaridad entre funcionarios de gobierno y de los partidos y de empresarios con el crimen organizado”, acusa.

“Están reeditando el pasado pero lo están haciendo de la peor manera, porque aceptaron y asumieron trabajar con quienes sabemos de este tipo de cosas y después nos traicionaron, yo no puedo hablar más que de una traición. Ahora, la pueden recomponer, pero lo que hasta ahora tenemos enfrente es una gran traición. Los otros eran cínicos, éstos reconocieron y luego traicionaron”, reprocha.

El neoliberalismo de AMLO

Dice Sicilia que el problema de la tragedia humanitaria que vive México, tiene que ver con el sistema económico de desarrollo, con el neoliberalismo que hace unos días López Obrador declaró muerto. “El presidente se equivoca. Cree que el neoliberalismo es un asunto de las empresas privadas”, dice riendo. El problema es que el neoliberalismo lo impuso el régimen y lo continúa el actual gobierno, señala.

“Para él (presidente) si los megaproyectos que son parte de la lógica del Capital, son del Estado, dejan de ser neoliberalismo. Eso no es así. El neoliberalismo tiene que ver con el dinero, tiene que ver con la idea del desarrollo que hay que volver a discutir. El presidente navega ciegamente sobre la realidad. La verdad es que el crimen organizado, la política, los megaproyectos, están en íntima relación con la lógica neoliberal. Y eso es lo que no está entendiendo el presidente o no lo quiere ver”, asegura.

El problema es que esta lógica neoliberal, “que López Obrador no ha tocado”, la del crimen, la de los capitales, los megaproyectos, afectan directa y profundamente “el medio ambiente y el tejido social de las comunidades”, sostiene el poeta mientras enciende el enésimo cigarro. “No sé si no lo quiere ver o no lo entiende, o simplemente quiere aparentar que existe un nuevo estado de cosas pero sobre la base de lo mismo”.

– Frente a este panorama, ¿qué se puede hacer, Javier?

– Yo creo que lo único que nos queda ahorita es resistir, denunciar y proponer. Ahí estaremos. Yo siempre recurro a una analogía siempre en estas cosas, lo que tenemos que hacer es mantener una vela encendida en medio de la oscuridad absoluta. Esa vela no va a cambiar la oscuridad, pero en la zona donde esté encendida, habrá luz. Y cuando esto reviente o se corrija, espero que corrijan a tiempo, serán esas velas encendidas las que podrán reorientar la vida del país.

Lo que deben entender, dice, es que “cuando criticamos no estamos en contra de ellos, estamos tratando de ayudarles. Porque tal parece que cuando criticamos ellos lo ven como un intento de desestabilizar al gobierno de la cuarta transformación y no es así. Nos interesa una cuarta transformación, y más que ello, una refundación de la nación. Pero no es bajo estos criterios”, dice.

Las fosas del Estado en Morelos, tema pendiente

Sicilia recuerda que el próximo jueves 28 de marzo, además del asesinato de su hijo Juan Francisco Sicilia, fecha del inicio del Movimiento por la Paz, también se cumplirán cinco años de que en 2014 se inhumaron más de 100 cuerpos en las fosas clandestinas de Tetelcingo y que sigue pendiente la exhumación en las fosas de Jojutla, donde aún no concluyen los trabajos.

Dice que el gobierno federal sabe lo que significan las fosas en Tetelcingo y Jojutla, “si lo que encontramos en esos dos poblados fueron crímenes, significa que el gobierno debe abrir todas las fosas que tienen las fiscalías y procuradurías del país para ver lo que hay ahí. Porque también ahí van a encontrar cuerpos de desaparecidos. De ese tamaño es el problema”, alerta Sicilia.

Pero la justicia también implica llevar ante la autoridad a aquellos que están implicados en estos crímenes y que sean procesados, juzgados y castigados. No sólo los autores materiales directos, sino los gobiernos que prohijaron estos crímenes. “Hemos demandado que el exgobernador Graco Ramírez sea procesado, igual que el exprocurador Rodrigo Dorantes, y resulta que no. No ha habido nada. Graco gozando de la impunidad, de todo lo que se robó. Y Dorantes como delegado de la PGR”, lamenta.

Aquí señala que el actual fiscal, Uriel Carmona Gándara, también es responsable de lo que pasa, porque hasta ahora la justicia no avanza. Dijo que es claro que tiene más bien una política para echarle tierra a las fosas. Recordó que en una reunión con empresarios, hace algunos meses, claramente dijo que las fosas no implicaban delitos, sino “errores administrativos”.

El actual gobierno de Cuauhtémoc Blanco “también es responsable de esto, porque al llegar al gobierno asumió sus deudas, por lo que debería ponerse a trabajar para garantizar la justicia. Pero el problema es que tal parece que no le interesa, que no sabe o simplemente que no entiende lo que significan Tetelcingo y Jojutla”.

Dijo que espera que se retomen los trabajos para continuar interviniendo las fosas de Jojutla hasta concluir los trabajos y que se haga ya. “Esperaríamos que en abril o mayo se continúen los trabajos. (Alejandro) Encinas se comprometió, porque sabe lo que significan estas fosas”, aseguró. Porque para acabar con este problema “lo voy a decir en español, como decimos aquí, las cosas se resuelven con huevos, no retóricamente, no simuladamente como lo está haciendo este gobierno, siguiendo la misma política que los anteriores gobiernos”, concluye.

Fuente: Jaime Luis Brito / Proceso