swP1kYwCtm5Phof9e91z.jpg

Esperanzas

Por: Administración
2018-04-04 00:51:46
87

A estas alturas de abril estoy empezando a asimilar que indiscutiblemente el candidato de MORENA ganará la presidencia… y tal como los mercados, estoy –espero- empezando a descontarlo.

En realidad, eso no me molesta tanto…y positivamente pensaré que a veces viene bien un revulsivo que –espero- regrese los parámetros de la avaricia política a un tanto menos de joder.

Tampoco “dudo” (já!) que el tipo sea honesto. Es evidente que ha vivido del presupuesto los últimos 30 años, pero si finalmente hay quién lo ha puesto allí y le permite mamar del presupuesto. El hecho de que no haya sido yo, me da –espero- cierta tranquilidad mental.

Esa misma tranquilidad y búsqueda del nirvana de  “yuppiechairorastafaripurapaz” interior me lleva a invocar mi derecho a expresar lo que mis “tompiates” consideren necesario en relación a los días por venir:

  1. Es una pena, que en pleno 2018 y en un país con acceso al internet libre la gente siga mal informada. A estas alturas de la vida la gente debería saber distinguir las noticias falsas de las que no y hacer un uso responsable de ellas. Lo dije y lo reitero: “la tierra ha vuelto a ser plana”. Y esa va para todos, incluyendo a los despilfarradores de memes con información inexacta en todas las redes sociales.

 

  1. Es triste, ver la pasión mesiánica con la que mucha gente comparte las ideas (y visiones) del Sr. López Obrador sin analizar, depositando fe en proyectos que en varios casos están fuera de contexto y proporción. ¿Pero saben qué? Da más pena que no haya alguien que como ciudadano “de a pié” y sin “hueso” de por medio, pueda manifestarse con la misma seguridad en relación a los señores Anaya y Meade o de la Sra. Zavala. (A quienes por cierto respeto, pero tampoco les creo del todo.)

 

  1. Más triste aún quienes merecen un apartado especial en el jardín de la hipocresía, aquellos que por años han vivido directa o indirectamente del presupuesto, abusando de las prerrogativas de los contratos colectivos y sintiéndose víctimas colaterales de una vaca a la cual también les tocó “agarrar una pata”.

 

  1. Reitero, no dudo que el Sr. López sea un tipo honesto, pero fiel a mis principios y como “godinez” que soy, mi mayor temor radica en su intolerancia a quién no comulgue con su doctrina, su nula capacidad gerencial, así como su poca base técnica en temas económicos y de relaciones diplomáticas. Espero el cuerpo de asesores tenga claro lo anterior.

 

  1. Entiendo y comparto el hartazgo de millones de mexicanos y es por ello que en mis disertaciones hago prioridad la verdad antes que la “politiquería” y deposito mi fe en las instituciones -esas en las que aún confío- que sabrán ser el correcto contrapeso ante el futuro.

 

Como mexicano, votaré y pienso ejercer mi derecho único y secreto al voto. Porque me lo gané y tengo edad suficiente para hacerlo de forma libre e informada. Espero realmente en 6 años la experiencia me haya hecho quedar como un verdadero pelele y dar razón sobrada a quienes en realidad están comprometidos con su casua, así como a aquellos  “economistas politólogos del meme”.

Karol Castillo Petrikowski.

Veracruz, Ver.