7YJcCtz0LYOW9vEoMMBo.jpg

Los periodistas mexicanos son insultados o estigmatizados si cuestionan a AMLO: Bloomberg

Por: Administración
2019-04-15 16:12:57
148

Ciudad de México, 12 de abril (SinEmbargo).- Atreverse a cuestionar al Presidente Andrés Manuel López Obradoren sus conferencias matutinas puede salirle muy caro a los reporteros en México, dice hoy un amplio reportaje publicado por Bloomberg.

Bloomberg es una compañía de medios con base en Estados Unidos, que tiene una enorme influencia sobre todo en los sectores económico y financiero del mundo. Tiene cerca de 10 mil empleados, de acuerdo con el último reporte financiero, de 2008.

Cyntia Aurora Barrera Diaz y Nacha Cattan, las periodistas que firman el texto, narran cómo una reportera, una mujer que no se identificó, le preguntó a López Obrador si estaba investigando el nepotismo en el gobierno. “En cuestión de minutos, las redes sociales se encendieron con publicaciones que la llamaban ‘vaca’, un ‘miembro de la Gestapo’ y ‘cerdo perezoso’ por no levantarse de su asiento para dirigirse al Presidente”.

“Su crimen fue interrogar al líder extraordinariamente popular de México, un izquierdista de gente-del-pueblo que celebra una conferencia de prensa todos los días de la semana, pero no aprecia a los miembros de la prensa que lo confrontan. Los devotos de López Obrador en Internet tampoco lo hacen, desencadenando campañas de odio llenas de invectivas ofensivas que parecen ser ampliamente impulsadas por los bots”.

El reportaje dice que es algo que el Presidente mexicano tiene en común con su homólogo estadounidense Donald Trump: “el desdén hacia los periodistas que no están de acuerdo con su administración”.

“En lugar de las ‘noticias falsas’ [fake news, como las llama Trump], López Obrador tiende a descartar los informes críticos como provenientes de la prensa ‘fifi’, la jerga para elegantes o elitista y fuera de toque. AMLO, como se le conoce, también ha llamado a los periodistas y sus organizaciones de noticias ‘títeres’, ‘hipócritas’ y ‘dos caras’. Sus partidarios en Internet no son tímidos al usar un lenguaje mucho más áspero y profano”, agrega.

Blomberg dice que los mensajes inflamatorios en las redes sociales, “tanto de las fuerzas pro-AMLO como de quienes se oponen a él, han generado preocupación sobre la ampliación de las divisiones en la sociedad mexicana en general y la sofocación del discurso político”.

Habla Rossana Reguillo, científica social de ITESO: “Es importante ver el impacto de la polarización en el país. Es difícil tener un debate real”.

Además, dicen las periodistas que firman el texto, “las manifestaciones de animosidad hacia la prensa son particularmente preocupantes en un país que es el más peligroso para los periodistas en el hemisferio occidental. Al menos tres han sido asesinados este año”.

Ana Ruelas, directora regional de Article 19, citada en Bloomberg: “Desafortunadamente, lo que estamos viendo hoy es que el Presidente está estigmatizando constantemente a la prensa. En el momento en que estigmatices a la prensa, la violencia contra ellos podría estar justificada”.

El texto cita a AMLO negando la existencia de bots pagados, pero también señala: “Los ataques de los medios sociales a periodistas, particularmente en Twitter, han aumentado desde que López Obrador tomó el poder en diciembre, según un estudio del ITESO encabezado por Reguillo. Encontró que las cuentas de Twitter coordinadas dirigidas por bots refuerzan y amplifican los comentarios contra los medios del Presidente”.

“Cuando se le ha pedido que los suavice, López Obrador se ha doblado, insistiendo en que tiene derecho a criticar a los medios de comunicación que, en su opinión, tienen una agenda editorial para desacreditarlo. Él ha negado que él o su administración tengan algo que ver con cuentas manejadas por software”, señala.

Cita los chats de las mañaneras en YouTube. “Es una muestra ininterrumpida de insultos dirigidos a los periodistas que toman el micrófono. Se les acusa de recibir sobornos o de ser irrespetuosos, o peores. Los comentarios contra mujeres reporteras tienden a estar orientados hacia el género; una mujer se llamará ‘puta’ o se burlará de ella por no usar maquillaje, y en ocasiones se denigra con referencias a actos sexuales”.

“También hay un número creciente de usuarios de YouTube y bloggers pro-AMLO que toman clips y los usan para producir segmentos que critican o se burlan de los periodistas. El mes pasado, un par de cientos de estos patrocinadores de AMLO se reunieron fuera del Palacio Nacional para exigir más acceso a las conferencias de prensa. Gritaron: ‘mentirosos’ y ‘vendidos’ a los reporteros que dejaron el evento”, dice el reportaje publicado por Bloomberg.

Fuente: SinEmbargo.mx