eqG0tAHHrN6eSJlv7tN6.jpg

Sí hay un plan para contener el sargazo en playas mexicanas

Por: Administración
2019-05-09 17:20:25
74

La Secretarías de Hacienda, Turismo, Medio Ambiente, Marina y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) están gestionando las medidas para detener la llegada de aproximadamente un millón de toneladas de sargazo a las playas del Caribe Mexicano que amenaza el equilibrio ecológico de la zona y el turismo. 

Esta cifra de las algas marinas color ocre que desprenden un mal olor es 300% superior al que arribó a las playas mexicanas el año pasado, afirmó Luis Javier Alegre Salazar, presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados. 

El plan estará encabezado por la Secretaría de Marina, toda vez que cuenta con la infraestructura necesaria para hacerlo, y se enfocará en evitar que el sargazo llegue a las costas mexicanas. 

“El sargazo crece al doble cada 18 días en aguas cálidas y con corriente, entonces lo que hay que hacer es ir a buscar el sargazo hacia el sur, más o menos a la altura de Belice y la frontera con Chetumal, para reducir ese crecimiento exponencial. La Secretaría de Marina cuenta con las embarcaciones, alta tecnología, expertos marítimos y aviones especializados”, detalló el diputado en un encuentro con medios de comunicación. 

La atención a este fenómeno natural se llevará a cabo en tres etapas, la primera a “18 días de distancia” en aguas cálidas del Caribe con apoyo de barcos y aviones de la Marina que pueden detectar esta alga. Con esta medida se calcula que podrían contener hasta 80% del sargazo. 

La segunda etapa operará con las algas que si lleguen a las playas y se pretende contener con vallas de red; la tercera se enfoca en el proceso de desechar estas algas en zonas que no afecte a los mantos acuíferos de la zona. 

“Tenemos que llevar a rellenos sanitarios con geomembranas para que no permeen a los mantos acuíferos los nutrientes del mar. Hay muchos proyectos”, apuntó Alegre Salazar. 

Hasta el momento no hay un registro preciso en torno a pérdidas económicas provocadas por este fenómeno o si existe una tendencia a la alza de turistas que cancelan sus vacaciones en este destino.

El año pasado, los empresarios enfocados en el turismo de las costas de Quintana Roo erogaron alrededor de 80 millones de pesos para enfrentar el problema.

De acuerdo con expertos, el fenómeno dura alrededor de cuatro meses pero debido al calentamiento global, éste podría durar más meses al tiempo.

Fuente: María Fernanda Navarro / Forbes