KASLKCqLtyiiSn8asgYI.jpg

Sedena falla con impacto ambiental de Santa Lucía: tiene errores y es impugnable

Por: Administración
2019-06-19 12:12:29
72

La Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del Aeropuerto Santa Lucía tiene al menos 52 errores u omisiones, y, de ser aprobada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) sería una resolución fácilmente impugnable, señalaron expertos.

De acuerdo con reportes del diario Reforma, integrantes de la Academia Mexicana de Impacto Ambiental, A.C. (AMIA) comentaron durante una sesión de la asociación que del 0 al 10 la obra de Santa Lucía “obtiene uno de calificación”, y explicaron que, de aprobarse, se presentarían amparos por violaciones constitucionales en el procedimiento de impacto ambiental.

“Estoy cierto que, de aprobarse, inmediatamente habrá impugnaciones seguramente directas al amparo. No tendría caso ir al recurso de revisión o de nulidad sino directo al amparo porque hay violaciones constitucionales en el procedimiento de impacto ambiental”, dijo el biólogo Juan Ricardo Juárez Palacios.

Tras un análisis de la Manifestación de Impacto Ambiental presentada por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ante la Semarnat, los expertos concluyeron que presenta diversos errores de diseño y reporte, “los cuales son apreciables desde la metodología de evaluación y la incorrecta vinculación a instrumentos jurídicos, hasta la falta de identificación de los impactos ambientales”.

También identificaron faltas de definición del proyecto, como que no se presentaron estudios que sustenten la viabilidad de abasto de agua para el diseño, operación y funcionamiento del Aeropuerto de Santa Lucía, “toda vez que se proyecta sobre el acuífero Cuautitlán-Pachuca, el cual se reporta sobreexplotado”.

Otras inconsistencias señaladas por la AMIA fue que no se presentó una cuantificación del volumen de escombros por la demolición de las instalaciones de la Sedena para construir el aeropuerto, ni una estrategia de manejo y disposición final del cascajo.

En la Manifestación de Impacto Ambiental tampoco se cuantificaron los residuos sólidos urbanos que generará la operación del aeropuerto, y se señala que serán manejados por los municipios, aunque no existe una estrategia para ello.

Los expertos señalaron que la indefinición del proyecto impide determinar y cuantificar impactos significativos en la generación de residuos sólidos y de manejo especial, y que hay inconsistencias de infraestructura, pues no se describe el trazo ni la obra de vía de interconexión entre el Aeropuerto de Santa Lucía y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, por lo que los impactos ambientales de esta no fueron evaluados.

Además, evidenciaron que el proyecto contraviene al menos seis disposiciones de la Organización para la Aviación Civil Internacional, entre las que destaca la presencia del Cerro de Paula, la presencia de un Centro de Confinamiento de Residuos Peligrosos Radioactivos propiedad del Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares, y no se han definido los conos de aproximación y despegue.

Los expertos coincidieron en que dichos errores imposibilitan que la Semarnat emita una autorización de impacto ambiental y que, en caso de concederla, tendría que dictar una serie de medidas condicionantes, “lo cual implicaría retroceder 19 años en el procedimiento de impacto ambiental”.

Finalmente, los miembros de la AMIA lamentaron que se involucre al Instituto de Ingeniería de la UNAM en la realización de la manifestación de impacto ambiental “plagada de errores y que no reúne los requisitos de ley para ser evaluada”.

Fuente: Animal Político