BLUkZIr25s7VNnWVYR2T.jpg

¿Cómo acabar con la cultura del derroche en tus finanzas?

Por: Administración
2019-08-22 15:13:27
62

Seguro habrás escuchado sobre Marie Kondo, japonesa autora del libro “La magia del orden”, su teoría básica es que el orden nos ofrece bienestar, y aunque está enfocado en la casa, bien podríamos aplicarlo a nuestras finanzas.

Ser ordenado es un hábito que al igual que el ahorro, se construye, no nace como por generación espontánea. Te ayuda a sobrellevar cualquier situación que se presente en tu vida.

Como parte de una cultura oriental, la japonesa centra su teoría en la conciencia, la cual dejamos de lado, cuando debería ser parte de cada decisión importante en nuestra vida.

Lo mejor es hacernos conscientes de lo que tenemos y necesitamos, pues en muchas ocasiones vamos por la vida tomando decisiones nomás porque nos late. No pensamos a largo plazo ni en las consecuencias.

Esto se puede ilustrar con la compra de alguna prenda, ¿cuántas veces has comprado un pantalón negro, cuando ya tenías otros cinco? Así de sencillo.

En cuestiones de dinero, nunca nada es fácil, sobre todo, porque cargamos con una cultura del derroche, y pensar en “ya veremos cómo lo solucionamos”, justo esta forma de vida dista mucho de la cultura oriental.

Marie Kondo entiende que menos es más: es preferible la calidad a la cantidad. A diferencia de nuestra cultura capitalista, para los japoneses es necesario abrir un espacio para lo nuevo, en lugar de sólo acumular.

Esta visión de deshacerte de lo que no utilizas, que tienes la esperanza de que algún día te quede, de lo que está roto y algún día pensabas arreglar, puede ser la oportunidad para armarte un bazar y hasta ganar un poco de dinero para comenzar a ahorrar.

Para la autora japonesa, dentro del orden, las categorías son importantes, en el dinero también podemos aplicarlas. Por ejemplo, los gastos fijos de los variables, los personales de los familiares. A su vez, se pueden dividir en los que indispensables y los de entretenimiento. Esto podría ayudar a determinar de qué puedes prescindir, en los casos en que necesitas apretar el cinturón.

En esta parte, es importante tener un fondo para imprevistos o emergencias, ya que pueden ayudarte a salir adelante, sin poner en riesgo tus finanzas.

¿Qué te parece, te animas a mantener esta forma de ver la vida y las finanzas? Espero que sí, pues es una forma sencilla de entender que tener finanzas sanas es responsabilidad de nosotros.

Fuente: Dinero en Imágen