sKbVIJOQhwiGxLw6USlJ.jpg

La caballada está muy flaca

Por: Miguel Perez
2018-02-07 13:41:24
562

Comenzó el proceso electoral y todos grillitos saltaron para decir ¡Yo sí voy! algunos chapulines de un puesto a otro, otros de un partido al otro… o se hicieron independientes.

Mientras la partidocracia forma alianzas que generan engendros que ni a la misma Mary Shelley se le hubieran ocurrido, hoy no hay izquierdas, ni derechas, sino una carrera descarada por el hueso, los pseudo independientes no cortan sus lazos partidistas y sólo por eso están en la carrera.

Arrancó Rocinante en el primer puesto de las encuestas, caballo viejo y cansado y con harto colmillo electorero. El caballo moreno, que no digo que sea contradictorio, sino que tiene flexibilidad de ideas, primero le dice al ultraderechista PES “contigo ni a la esquina porque has sido funcional a la Mafia del Poder”, pero luego anunció con bombo y platillo “Vente pa’ca que tus pocos votos me aseguran le ventaja”. AMLO va recogiendo fierro viejo de todos los colores y la ideología y la militancia morena se quedan comiendo pinole. Dicen que todo suma, lástima que los nombres que suenan desalientan más.

En el segundo puesto va el “Chicken Little” Anaya, que en este monstruoso hibrido que llaman Frente se impuso, a cuenta quien sabe de qué. Desangelado, impopular, ya no sabe ni de que clavo asirse para no caer (más) en las encuestas y propone la populista renta universal en su campaña. Comparsa siempre del priismo en las cámaras ahora ataca a diestra y siniestra, pero la memoria del internet le recuerda que con Peñita fue muy cuate. Su romance con el sol azteca no le da frutos e imponen a la señorita “Departamento en Miami” en la capital y en este momento, lo único bueno de su campaña ha sido Yuawi, patrocinado por la franquicia de Don Danananante.

En tercero va un jamelgo pinto que se anunció con todo el peso de la mastodóntica estructura del PRI-Gobierno, el candidato priista que no tiene credencial del tricolor, pero sí lo tiene bien tatuado en su ADN mestizo con sangre blanquiazul, este nieto de un fundador del PAN e hijo de un destacado priista nada más no termina de arrancar, ni de convencer, ni de nada. Su tarea multitask de una secretaría a otra a lo largo de dos sexenios no le aportan buenas referencias a su currículo. Meade vivirá a la sombra de los gasolinazos de Calderón y de Peña, la corrupción del PRI y sus comparsas son el otro clavo de su ataúd en forma de urna del INE.

La Chimoltrufia Zavala y el Bronco ya juntaron sus firmas, la que nunca ha ganado una elección y dividió el voto del bolillo, que tiene el recuerdo de la impunidad de la guardería ABC a sus espaldas estará en la boleta. Y del Bronco, pregúntenles a los neoleoneses como les ha ido… pregúntense si el gobierno del estado que encabeza no ha movido su estructura para recolectar firmas.

En fin. La caballada está muy flaca, no hay a cuál irle.


BzWTE2RVUjwpZlXfzXZP.JPG

Miguel Perez

Si tienen comentarios y sugerencias para esta columna, pueden dirigirlos a mis redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/MikeEnElDivan/

Twitter: https://twitter.com/MikeEnElDivan

Correo electrónico: mperez_hernandez@yahoo.com.mx