eKQKc8qOf24FXJx8m8wH.jpg

¿Podría el ejercicio rutinario contribuir a la salud mental?

Por: Administración
2018-09-02 12:31:34
219

Los beneficios que produce el ejercicio diario sobre la salud física, especialmente la salud cardiovascular, son muy bien conocidos. Sin embargo, ¿podría el ejercicio rutinario contribuir a la salud mental? Esto ha sido motivo de estudio a nivel mundial.

También está demostrado, aunque es menos conocido por el público en general, los beneficios del ejercicio sostenido sobre la salud mental, y que las personas, independientemente de su género, que hacen ejercicios en forma habitual, tienen menos problemas de ansiedad y depresión, pero también se asocia en forma preventiva con otros problemas psiquiátricos, como la neurosis.

El ejercicio físico reduce la sensibilidad a la ansiedad y refuerza la autoestima, lo que hace que la persona tenga mejor vida social. Científicamente se sabe que aumenta las endorfinas y de este modo los neurotransmisores, disminuidos en la depresión.

Estudios llevados a cabo en la Universidad de Illinois demuestran que el ejercicio físico aeróbico (incluso caminatas de 45 minutos, 4 veces por semana) mejora las habilidades mentales a cualquier edad. Esto claramente ayuda a mitigar los problemas de depresión y ansiedad. Esto se debe a la producción de una sustancia que optimiza y protege la función de las neuronas. Por esto, también protege contra enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y la enfermedad de Parkinson.

Entonces, ya conocemos otras razones importantes para empezar, desde joven, a hacer ejercicios en forma sostenida. Por otro lado, sirve de “escape” en un momento de ansiedad y ayuda a “despejar” la mente en situaciones de estrés.

Estoy convencido de que si hiciéramos ejercicios de forma rutinaria, tendríamos mejor calidad de vida, como personas y como sociedad.

Fuente: Miguel A. Mayo / www.prensa.com

E