Or7K5MTerXJ32VKVSrGX.jpg

Una consulta de mentiritas

Por: Miguel Perez
2018-11-01 13:30:08
145

Mis queridos entomafóbicos ¿ya están listos para volar desde Santa Lucia? Yo nada más de ver lo que cobrará el Uber de casa de su servidor hasta la base aérea ya comienzo a odiar la decisión del pueblo sabio.

Hablando en serio amigos, no se ustedes, pero yo quedé un mucho hasta la coronilla de escuchar a los pros y a los contras de la consulta con cuentas alegres de un lado y del otro. Así que dejaré en el tintero el eminente regreso de la maestra favorita de México a su feudo del SNTE y el amparo que otorgo la Tremenda Corte a nuestro bien amado lord Peña Nieto, bebé de luz y secuaces; digo gabinete, por el tema de Chihuahua.

El ejercicio de democracia participativa que representa una consulta no es el problema, por el contrario, es algo necesario y sano para el bien común. Lo que no se vale es que la cúpula morenista y el propio tlatoani electo califiquen de “éxito” la farsa del domingo pasado. Si la simulación de democracia participativa será el tenor del gobierno entrante, aguas, los temores de los férreos contras a la transformación de cuarta no estarán tan lejos de volverse realidad.

La consulta del fin de semana pasado parece a luces vistas una simulación, y como bien decía mi profe Ungay: Si se ve como pato y camina como pato, los más seguro es que sea un pato (y no necesariamente del lago de Texcoco).

La consulta presentó fallas que no pueden ser pasadas por los encargados de darle carpetazo al proyecto de Texcoco. Las primeras fallas fueron el portal y la aplicación que se lanzaron para este ejercicio que estuvieron caídas por lo menos el primer día de la consulta.

Los votos duplicados desvelan la poca confiabilidad que pudiera tener el conteo final. Y aquí abro paréntesis para hacer una observación: no aplaudo a quienes descaradamente exhibieron esta falla, no es ético la forma en que un par que vi por ahí los hicieron, no me parece ni siquiera inteligente, sin embargo, fue efectivo para que volteáramos a ver lo que ocurría.

En el municipio de Atenco hubo acarreos documentados de la estructura morenista para que la gente fuera a votar y así puedo seguir enlistando las fallas…

Sin embargo, mis fieles tres lectores, a mí, que soy un mal pensante, me vienen muchas preguntas a la mente a raíz de que más información que ha venido saliendo a la luz: ¿Qué rigor estadístico tiene la consulta cuando de un padrón de 90 millones de electores participa un millón? ¿Qué confiabilidad da esta muestra en meros términos estadísticos? A ojo de buen mercadólogo les digo haciendo números al aire que es insuficiente para darle fiabilidad, no es confiable.

¿Por qué en estados como Veracruz y Chiapas tuvieron más casillas que en el Estado de México, que no sólo es el que más electores tiene en el padrón sino el territorio que se ve afectado directamente por ambos proyectos? ¿Por qué hubo casillas en las comunidades cercanas al proyecto de Texcoco, pero no en las que están alrededor de la base de Santa Lucia?

¿Por qué hablan de un triunfo de los ambientalistas con la cancelación de Texcoco cuando el propio Jimenez Espriú reconoce no tener el estudio de impacto ambiental de Santa Lucía? ¿Por qué nos preocupamos de los patos de Texcoco y no de las aves migratorias del Lago de Zumpango cuya ruta migratoria y habitad se verán afectados por la construcción y operación de un aeropuerto en Santa Lucia?

¿Cómo puede tomarse una decisión de viabilidad de operación simultanea de dos aeropuertos en el Valle de México en base a un solo estudio que es favorable Santa Lucia? Y lo que me genera más desconfianza ¿por qué este estudio hecho por una empresa francesa se alimenta de información proporcionada por una empresa de Rioboó? ¿Por qué si el empresario que apellida así no será beneficiado con la obra de las pistas del aeropuerto de Santa Lucia, estuvo en primera fila de la conferencia de prensa que el presidente electo cuando se dio a conocer los resultados de la consulta? ¿De qué se trata? ¿De quitarle el negocio a los empresarios de siempre y dárselo al empresario de cabecera de la cabecita de algodón más famosa de México?

En fin, que la cancelación del proyecto del NAIM traerá de inmediato consecuencias contractuales y jurídicas que serán onerosas al erario, que no serán (espero) tan catastróficas como dicen los Texcoco lovers desclosetados que han salido en estos días. No me voy a sumar a las voces que se desgarran las vestiduras por la imagen que daremos al exterior con la cancelación del proyecto ni voy a jugarle al analista financiero hablando de las consecuencias en la estabilidad monetaria de esta decisión.

Lo que me molesta es la farsa, la simulación, el discurso chabacano del camarada AMLOvich, del propio Jimenez Espriú, de la cúpula morenista, el cerrar los ojos a las fallas de la consulta, el cantar victoria sin dar certidumbres. En fin, mis amigos, que yo no veo cual es la diferencia entre decir “mentiritas” de los que vienen y el mentir descaradamente de los que se van.

Cartón de Rictus


BzWTE2RVUjwpZlXfzXZP.JPG

Miguel Perez

Si tienen comentarios y sugerencias para esta columna, pueden dirigirlos a mis redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/MikeEnElDivan/

Twitter: https://twitter.com/MikeEnElDivan

Correo electrónico: mperez_hernandez@yahoo.com.mx