YJUlUpyawfrBxpQ4uAGJ.jpeg

Cada año llegan a México 250 mil armas de forma ilegal desde EU

Por: Administración
2019-11-22 20:56:19
277

Cada año entran a México de manera ilegal 250 mil armas provenientes de Estados Unidos. La cifra es un dato del Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo Nacional de Seguridad Pública, cuyo titular David Pérez Esparza señala que sería suficiente para equipar a más de la mitad de policías que hay en México.

Si se considera que hay 400 mil policías en México, quiere decir que cada año entra un arma para cada uno de ellos o para la Sedena, sin embargo del flujo de municiones no se tiene un cálculo. Es un problema muy grave”, dijo Pérez Esparza.Te recomendamos: 'Chapitos' usaron 'tanquetas' con alto blindaje durante balacera en Culiacán

Esta cifra no se compara con las armas adquiridas por el gobierno de México, pues en agosto pasado el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, informó que en los ocho meses de la actual administración, Sedena adquirió 7 mil 927 armas. También señaló que en 2018, el año que más adquisiciones se hicieron de este tipo, en la última década, se compraron 5 mil 301.

Aunque no se tiene un indicador actual del valor de esas armas que pasan de Estados Unidos a México, en 2010, la Organización de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) calculó a cuánto equivaldrían las armas que pasaban entonces. En el estudio La Globalización del Delito se valoró en 20 millones de dólares.

Pérez Esparza aseguró que 7 de cada 10 armas que utiliza el crimen organizado provienen de Estados Unidos y que la presencia de ellas ha provocado que “en algunas entidades 80% de los homicidios se cometa con arma de fuego, cuando hace años esta cifra era de 50%; es decir, no sólo aumentaron los homicidios sino que la letalidad aumentó. Antes la gente se mataba con botellas o piedras, no es lo mismo matar a alguien con un bat afuera de un bar que con un cuerno de chivo y provocar una masacre”.

Señaló también que los estados más armados, específicamente con armas largas son Michoacán, Jalisco, Sinaloa, Tamaulipas y con armas cortas, Estado de México y Ciudad de México.

Los principales cruces fronterizos donde se realiza este tráfico ilícito son: Tijuana- Mexicali, Juárez- El paso, Nuevo Ladero –Matamoros. 

"Heredamos una corrupción endémica y fuertísima en las aduanas, por eso son un gran reto pues no existe una política aduanera importante en la materia, le estamos entrando en trabajos coordinados con varias secretarías y con autoridades de Estados Unidos, particularmente el Grupo de Alto Nivel de Seguridad México-Estados Unidos (GANSEG) que busca trabajar coordinadamente para frenar el flujo ilícito de armas en la frontera entre ambos países”.La Organización de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito calculó en 20 millones de dólares el valor de las armas traficadas.

Estas reuniones de trabajo forman parte del Operativo Frozen en coordinación con “Estados Unidos que es corresponsable y por primera vez lo reconocen, lo cual es histórico y ha sido un logro del gobierno poner el tema sobre la mesa", expresó

“Es verdad que el país vecino produce armas como si no hubiera mañana, distribuye 90 por cada 100 habitantes y en algunos de sus estados hay más armas que personas. Eso es muy importante pero México tiene que poner orden en la casa así que nuestro país México tiene que entrarle con, sin o a pesar de EU, lo cual requiere un cambio de política radical”, indició David Pérez Esparza.

En opinión de este funcionario debe cambiarse la política de combatir el tráfico de armas comprando más. “Esa es una tontería porque nunca vas a acabar con esa carrera armamentista. El Estado tiene el legítimo uso de la fuerza y por tanto sigue comprando lo que se requiere pero evita que tu rival se arme”.

Pérez Esparza sugiere utilizar recursos nuevos en las aduanas para combatir este delito: tecnología, innovación, big data, analíticos. También queremos generar nuevos indicadores, “por ejemplo, se pregunta, ¿confiscar un arma es bueno o es malo?, no sabemos porque seguro entran más pero no tenemos indicadores".

“Es curioso, pero México ha destinado la mayor parte de sus recursos para mitigar y detener los tráficos que van del sur al norte, que es droga; pero no hemos hecho lo mismo de norte a sur que, son armas. Ese es un error gravísimo pero le estamos entrando con todo porque si no controlamos el tráfico de armas este país no va a recuperar la paz; un país no es más seguro porque tiene más armas sino porque requiere menos de ellas”.

Fuente: Verónica Díaz / Milenio