KM67FVnVS5LaGfAR3Abh.jpg

“Tamaulipas utilizará todos los medios legales para impugnar freno del Cenace a renovables”

Por: Administración
2020-05-22 18:43:27
93

A través de un video en su cuenta de Twitter, el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, fijó su postura sobre el acuerdo emitido por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), mediante el cual se frenan los proyectos de energías renovables en el país, que impactan en proyectos en puerta para el estado.

En el video, el gobernador explicó que los proyectos de energías renovables que se realizan en Tamaulipas son producto del esfuerzo y la confianza de los inversionistas nacionales y extranjeros; asimismo, indicó que su administración utilizará todos los medios legales para evitar que se siga frenando el desarrollo y el progreso de Tamaulipas.

García Cabeza de Vaca aseguró que con este tipo de inversiones, que dijo fomentan el desarrollo, se evita más contaminación al país y se genera energía más barata para que las familias paguen menos en sus recibos de luz. Agregó que las inversiones en energías renovables no sólo generan miles de empleos, sino también ingresos para los dueños de las tierras, que jamás habían tenido ingreso por sus tierras por otra actividad productiva adicional.

El mandatario estatal expuso que la decisión de frenar los proyectos de desarrollo de energías limpias impactará negativamente en los 11 parques eólicos que actualmente operan en Tamaulipas y que representan inversiones por más de 2,300 millones de dólares, además de ser una fuente importante para la creación de empleos en el estado.

En ese sentido, García Cabeza de Vaca agregó que la cancelación de cuatro proyectos energéticos que estaban por arrancar representa una pérdida de más de 1,200 millones de dólares en inversiones para el estado de Tamaulipas.

El mandatario lamentó que el gobierno federal quiera regresar al pasado, utilizando combustóleo para la generación de energía eléctrica y con ello seguir contaminando el medio ambiente.

Fuente: El Economista