yuB3zm5wH4KwFhSGs4QI.jpg

Cementerios de zonas metropolitanas del país sólo tienen 16% de disponibilidad

Por: Administración
2020-10-28 20:35:32
147

EFE.- Los cementerios de las zonas metropolitanas de México cuentan con 6.1 millones de fosas y tumbas, de las cuales un 83.3% estaban ocupadas y un 16.7% disponibles en el primer semestre, cuando hubo una sustancial alza de cremaciones, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En un comunicado, el organismo informó que durante el primer semestre de 2020 la cantidad de cadáveres inhumados aumentó un 20.2% con respecto al mismo periodo del año anteriores, mientras que los incinerados un 76.8%.

Desde el inicio de la pandemia de Covid-19, que roza los 90,000 muertos y 900,000 enfermos oficiales, las autoridades sanitarias han recomendado incinerar a los fallecidos con coronavirus para evitar contagios.

De acuerdo con los resultados de la Recopilación de Información de los Cementerios Públicos en las Zonas Metropolitanas del país 2020, al cierre de junio se reportaron 3,954 panteones establecidos en los municipios que conformaron las zonas metropolitanas.

De estos, el 90.1 % (3,561) se encontraba en operación entre enero y junio de 2020.

De los 3,561 panteones que estaban operando entre enero y junio de 2020, el 52.8% lo hizo mediante el esquema de prestación indirecta en colaboración con la comunidad, mientras que el 39.5% (1,406) de los panteones prestó el servicio de forma directa o indirecta a través de alguna institución de la administración pública.

Sobre el personal que trabaja en cementerios administrados por el sector público, a nivel nacional se reportaron 5,402 personas, de las cuales 79.2% fueron hombres y 20.8% mujeres.

Si bien la cifra oficial de muertos por Covid-19 roza los 90,000, la Secretaría de Salud de México detectó entre enero y septiembre de 2020 un exceso de la mortalidad del 37%, al registrar este año 193,000 muertes más de las esperadas.

Las autoridades han pedido a la ciudadanía celebrar en casa el Día de Muertos (1 y 2 de noviembre), festividad en la que los mexicanos reciben las almas de los difuntos, y en la capital mexicana se anunció el cierre de cementerios para evitar aglomeraciones.