3qcq5Kl5RlwgB1BhwwQi.jpg

Un semáforo irrelevante en un país de covidiotas

Por: Miguel Perez
2020-12-15 01:23:09
543

En junio pasado el Subsecretario de salud, Hugo López-Gatell presentó el Semáforo Epidemiológico para facilitar la comunicación con la población referente a la situación con la pandemia de COVID-19. El sistema es en apariencia sencillo y claro.

El semáforo COVID, en lo personal no me pareció innovador, de hecho, me pareció elemental y quizás por eso podría ser una herramienta muy práctica, que, en la realidad, es lo que se necesita: que se entienda. La simulación de cuarta… digo, la cuarta transformación, presumió con bombo y platillo el semáforo, llegando al absurdo de afirmar que la OMS y gobiernos extranjeros felicitaban al gobierno de México por la medida y se llenaban la boca y se picaban los ombligos mutuamente por su magro triunfo.

Seis meses después, con más de 1 millón doscientos mil contagios acumulados y 114 mil muertes por coronavirus, después de que la OMS llamó la atención a las autoridades del país por el mal manejo de la pandemia; el Valle de México rebasó la ocupación hospitalaria la propia Claudia Sheinbaum había señalado para regresar a la CDMX a semáforo rojo… y no ha ocurrido.

“Alerta y emergencia por Covid-19” es el eufemismo que la jefa de gobierno ha ocupado como muletilla para no llamar a las cosas por su nombre. El mismo subsecretario Gatell dice hoy que lo que indique el semáforo es irrelevante ¿entonces? Ya ni hablemos del presidente…

Decía el subsecretario al principio de esta emergencia sanitaria que si el país llegaba a 60000 defunciones tendríamos un escenario catastrófico, hoy estamos a punto de duplicar ese número.

La vacuna se ha convertido en una esperanza para la población y tristemente en un instrumento político que se está maquinando desde palacio nacional. El plan de vacunación que se presentó en el show de las mañanas plantea más preguntas que certidumbres. Las secretarias de Salud, Hacienda y Relaciones exteriores han anunciado compras masivas de las vacunas, eso estaría perfecto si estas no hubiesen ocurrido después de que Canadá, Estados Unidos, Reino Unido, la Unión Europea, Israel, prácticamente todos los gobiernos de América Latina y otras potencias ya hubiesen hecho sus compras (¿acaparacion?) lo que pone en riesgo las fechas de entrega para México.

Si ya que se cumpla el calendario de vacunación suena poco probable, las primeras dosis “confirmadas” para la etapa 1 serán insuficiente para el personal médico señalan algunos expertos. Y queda en el aire aún la pregunta ¿y el refuerzo de la vacuna?

Sí, el panorama de México frente a la Covid-19 es incierto. Sí, el gobierno lopezobradorista se ha visto sobrepasado y eso es una realidad que no se puede ocultar peleando con un payaso o negándose a aceptar que la Ciudad de México está evidentemente en semáforo rojo.

¿El gobierno está fallando? Sí y, poniéndolo en palabras que le encantan al presidente: tendrán una gran deuda con la historia por su negligencia. Y a pesar de esto ¿nosotros como sociedad no estamos fallando también? Sí, también. Así que desde aquí invito a mis fieles dos o tres lectores a que no sean unos covidiotas ¿es mucho pedirles?


BzWTE2RVUjwpZlXfzXZP.JPG

Miguel Perez

Si tienen comentarios y sugerencias para esta columna, pueden dirigirlos a mis redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/MikeEnElDivan/

Twitter: https://twitter.com/MikeEnElDivan

Correo electrónico: mperez_hernandez@yahoo.com.mx