znTk54srqm1iDjr547i3.jpg

Ascienden a 85 los muertos por el atentado contra una escuela femenina en la capital de Afganistán

Por: Administración
2021-05-12 15:27:10
171

EUROPA PRESS. Las autoridades de Afganistán han elevado este lunes a 85 los muertos por el atentado perpetrado el sábado contra una escuela femenina en la capital de Afganistán, Kabul, que se saldó además con más de 150 heridos, sin que por el momento haya reclamación de la autoría.

Fuentes de la oficina del vicepresidente segundo de Afganistán, Saruar Danish, facilitaron este nuevo balance del ataque contra el centro, situado en el barrio de Dasht-e Barchi, en declaraciones a la cadena de televisión afgana Ariana, sin dar más detalles al respecto.

El Ministerio del Interior afirmó el domingo que el ataque había dejado al menos 63 muertos y más de 150 heridos, si bien varios de ellos se encontraban en estado grave, por lo que no se descartaba que la cifra de víctimas pudiera aumentar.

La zona en la que se encuentra la escuela es una de las de mayoría chií y hazara de la ciudad, lo que ha llevado a la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán (AIHRC) a reclamar al Gobierno una mayor protección a la misma.

Así, sostuvo que el Gobierno “tiene una obligación bajo el Derecho Humanitario de proteger a la población en riesgo de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad, limpieza étnica o genocidio”, antes de recordar que 40 estudiantes murieron en otro atentado similar en octubre de 2020.

“El Gobierno de Afganistán debe anunciar inmediatamente un plan de protección fundamentado en los Derechos Humanos para Dasht-e Barchi y el oeste de Kabul. Esto debe incluir planes para compensaciones colectivas”, manifestó la organización.

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, condenó el atentado y acusó a los talibán, al tiempo que decretó este martes como jornada de luto nacional en recuerdo a las víctimas, tal y como ha recogido la cadena de televisión afgana Tolo TV.

En este sentido, manifestó que grupos “ignorantes” están detrás de estos ataques e incidió en que “los talibán deben ser conscientes de que no lograrán sus objetivos malignos a través de la guerra y de que si no dejan de lado la guerra serán más odiados por la población y serán suprimidos por las fuerzas afganas”.

El portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, condenó el sábado el atentado y dijo que “es la acción de círculos siniestros que operan en nombre de Estado Islámico y bajo las alas y cobertura de los servicios de Inteligencia de la Administración de Kabul”.

Según testigos citados por la cadena Tolo News, el atentado comenzó con la explosión de un coche bomba cuando las estudiantes de la escuela Sayed ul Shuhada salían de clase.

La primera detonación, con un coche bomba, fue seguida de otras dos explosiones con artefactos explosivos improvisados que se colocaron en la zona.

El atentado ocurrió concretamente en la zona de Dasht-e Barchi, un barrio de población chií y hazara, según indicó el portavoz del Ministerio del Interior, Tariq Arian, a la agencia DPA. Hasta ahora ningún grupo ha asumido la responsabilidad del atentado.