De mí para mí

Por: Patricia Garcés
2022-02-04 23:21:04
1476
Soundtrack para esta columna: “ Modern Love” de David Bowie”
I catch the paper boy
But things don't really change
I'm standing in the wind
But I never wave bye-bye
But I tryI try

Cuando iba a cumplir 41 años llegué a un punto de hartazgo. Ese cumpleaños cambió muchas cosas, pero principalmente cambió la manera en la que ponía cosas importantes para mí en manos de otras personas.

  Recuerdo pasar cumpleaños tristes porque a nadie se le había ocurrido, por ejemplo, comprarme un pastel. A pesar de tener madre, pareja y amigas pues nada… a pesar de estar ahí siempre para las otras personas, cuando era me turno me quedaba esperando. Y eso me dolía muchísimo. No siempre fue así, claro, pero cuando sucedía me sentía muy triste y como si todo mi esfuerzo y todas las cosas que hacía para las y los demás no importaran nada. 

  Cuando cumplí 41 por alguna razón dije: “!basta!” y me acuerdo perfecto del momento en que ordené un pastel a mí gusto y fui después a recogerlo justo el día de mi cumpleaños. Yo ya no estaba dispuesta a dejar cosas importantes para mí y para mi bienestar en manos de otras personas. Fue revolucionario entender que tenía ese poder de llenar una necesidad propia sin esperar que alguna persona externa lo hiciera. Y desde entonces, aunque usted no lo crea, me sobran pasteles cada cumpleaños. ¿Magia? 

  Fue un largo camino de recorrer, no sé si llamarle amor propio o finalmente cansarme de permitir que otras personas tuvieran ese poder sobre mí, el poder de validarme o el poder de hacerme pedazos con una omisión. Esto viene al caso porque ya se acerca el condenado 14 de febrero y a pesar de que sé perfecto que no solo se trata de amor romántico, también usualmente soy “la detallista” de mi grupo de amigas y no me malinterpreten, es muy lindo dar, pero seamos honestas, también se siente de poca madre recibir. Entonces, ¿Qué procede? 

    Pues yo ya me ordené mi regalito el 14 de febrero porque me quiero bien, me quiero consentir y quiero mostrarme todo el amor que me tengo. Ese amor me lo muestro de diferentes maneras: cuidando mi alimentación, haciendo ejercicio, cuidando mi salud mental pero también me gusta comer rico, beber rico, pasarla rico y consentirme. Entender que yo misma puedo satisfacer esa necesidad de reconocimiento y validez no tiene precio.

  Y ustedes, ¿Ya saben que se van a regalar este 14 de febrero?

  Y así las cosas…



FO2P5zN3Bz7GXXYbb2BD.jpg

Patricia Garcés

Reynosense. Licenciada en comercio internacional. Educadora sexual, Educadora y Consejera en Lactancia y Educadora en Salud Materna. Madre. #HomeSchoolMom. Sí, soy una de "esas feministas". Molestando a la humanidad desde 1976. Me gustan los perros. Nueva Karen por culpa de Ginger.

Correo electrónico: pat1228g@gmail.com

Tumblr: https://www.tumblr.com/blog/pat1228

Twitter: https://twitter.com/Pat1228