6hWTu6xPejtRyEjtlkIO.png

Halla ASF irregularidades en modernización de la Tampico-Ozuluama

Por: Administración
2024-02-21 08:38:32
145

MILENIO. La Auditoría Superior de la Federación detectó un posible daño al erario federal por poco más de un millón de pesos, debido a que en la modernización de la carretera Tampico-Ozuluama se hicieron pagos irregulares por parte de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), dependencia que incurrió en deficiencias en los controles internos de la residencia de obra y supervisión externa.

De acuerdo con el informe de resultados de la cuenta pública 2022, presentada este martes por el organismo fiscalizador, se evaluó la construcción de terracerías, obras de drenaje, pavimento de concreto asfáltico, obras complementarias y señalamiento vertical y horizontal de la carretera federal 180 Tuxpan-Tampico, en el referido tramo.

    El reporte indica que de los 522.4 millones de pesos ejercidos ese año por la SICT en el proyecto carretero, se revisó una muestra de $430.6 millones que representaron el 82.4% del monto erogado. Además, para este análisis, la ASF examinó siete contratos de obra pública y nueve de servicios relacionados con las mismas.

    El dictamen emitido el pasado 6 de febrero del presente año, refiere que se buscó comprobar si las inversiones físicas se presupuestaron, contrataron, ejecutaron, pagaron y finiquitaron de conformidad con la legislación y normativa aplicables.

    La Auditoría Superior ordenó fundamentar recursos por 1 millón 119 mil 335 pesos gastados y en el transcurso de la revisión se recuperaron $23 mil 781, gracias a su intervención; 15 mil 538 se generaron por cargas financieras y 1 millón 095 mil 553 está pendiente de aclaración.

    Se señalaron “deficiencias en los controles internos de la residencia de obra y supervisión externa” y se determinaron 11 resultados, de los cuales, 7 fueron solventados por la entidad fiscalizada antes de la emisión de este informe. Los 4 restantes generaron pliegos de observaciones.

    La ASF concluyó que, en términos generales, la SICT cumplió las disposiciones legales y normativas aplicables en la materia, “excepto por pagos en exceso por 676.6 mil pesos en el concepto de formación y compactación de terraplenes con material procedente de banco, del contrato núm. 2022-30-CE-A039-W-00-2022, debido a que se utilizó material producto de cortes”.

    También hubo pago en exceso por 147.6 mil pesos por servicios pagados no ejecutados en conceptos referentes a coadyuvar en la elaboración del finiquito de los trabajos de obra de los contratos 2022-30-CE-A-043-Y-00-2022 y 2022-30-CE-A-060-Y-00-2022.

    Asimismo, de 117 mil pesos, por diferencias entre las cantidades estimadas y pagadas contra las cantidades determinadas con base en los planos del proyecto en el concepto “Formación y compactación de terraplenes”, del contrato 2022-30-CE-A-039-W-00-2022.

    Finalmente, de 154 mil 300 pesos en el contrato 2022-30-CE-A-058-W-00-2022, por diferencias entre la cantidad estimada y pagada contra la realmente ejecutada en el concepto “Bordillo de concreto hidráulico”.