CYuGw75XohuKdqZFAeHe.jpg

Banorte pospone pago de créditos por coronavirus

Por: Administración
2020-03-25 21:10:23
323

El Grupo Financiero Banorte diferirá cuatro meses los pagos de créditos contratados por sus clientes afectados directa o indirectamente por la pandemia de coronavirus covid-19 que afecta al país.

La medida incluye tarjetas de crédito, crédito automotriz, de nómina, hipotecario, a Pequeñas y Medianas empresas, crédito personal a aquellos clientes que así lo soliciten, siempre y cuando estén al corriente con sus pagos al 20 de marzo.

Los clientes deberán adherirse al programa entre el 25 de marzo y el 30 de abril. La adhesión puede realizarse en la página web del banco o por vía telefónica al 81-8156-9691 en el Centro de Contacto”, detalló la empresa en un comunicado.

“Somos los de casa, y enfrentamos los mismos retos que toda la sociedad. Hoy elCOVID19 representa un gran desafío para todos; hoy que nos necesitan estamosunidos, aunque no podamos estar juntos”, declaró Marcos Ramírez Miguel, director general de Grupo Financiero Banorte.

Las medidas

A continuación, te presentamos las principales medidas del banco para apoyar a sus clientes en México.

Tarjeta de Crédito:• Diferimiento de pagos. No se requerirá pago mínimo hasta por 4 meses, sin que esto afecte en buró de crédito o gastos de cobranza.

La institución financiera explicó a Forbes México que en el caso del diferimiento de tarjetas de crédito sí se cobrará el interés ordinario, pero no moratorios.

• Meses sin intereses. Hasta 6 meses sin intereses en compras mayores a $500 durante marzo y abril en hospitales, servicios de salud y farmacias.

Crédito automotriz, crédito de nómina y crédito personal:• Suspensión del pago por 4 meses, ampliando el plazo 7 meses más sobre el Grupo Financiero Banorte – 24 de marzo de 2020. Plazo original.

Crédito Hipotecario:• Suspensión del pago por 4 meses; ampliando el plazo de su crédito hipotecario original por 4 meses.

Crédito Pyme:• Diferimiento del pago de intereses hasta por 4 meses para créditos cuenta corriente, y de capital e intereses para créditos simples.

Fuente: Arturo Solís / Forbes