O8cAhJFhSIjfDPF7R7g4.jpg

Un presidente confundido

Por: Miguel Perez
2021-01-15 15:43:39
251

A últimas fechas anda muy confundido el presidente, cual Quijote contra molinos de viento, viendo amenazas donde no las hay, confunde contrapesos con enemigos. Y en las democracias más avanzadas del mundo, los frenos y contrapesos son necesarios para el buen funcionamiento del gobierno.

Arremete contra los organismos autónomos, los acusa de onerosos (que sí, lo son ¿Quién dice que la democracia es barata?) y corruptos (que tampoco lo dudo, pero para combatir esa corrupción tiene todo el aparato del estado para investigar, auditar, fincar responsabilidades y proceder judicialmente, no sólo se señala sin presentar pruebas).

Me da la impresión de que al presiente no le gusta la autonomía en el quehacer público: no le gusta que sus decisiones sean pasadas por regulaciones, que sean trasparentadas, que puedan ser incluso detenidas, auditadas, etc. Al presidente no le gusta lo que no puede controlar a su antojo. El quiere el control absoluto de los recursos, no quiere que lo cuestionen y mucho menos que evalúen sus decisiones y proyectos (ya ni decir que los señalen de técnicamente inviables y caprichosos).

Se le olvida al presidente que la creación de estos organismos obedece precisamente en dejar de concentrar las decisiones a nivel presidencia y que sean expertos en las diferentes materias los que evalúen y den luz verde a las obras, acciones o reglamentación que se requieran.

Y ahí voy con mi sospechosismo… no deja de parecerme “curioso” que haya aprovechado el espacio en su programa matutino para irse a la yugular al INAI, el órgano que se encarga de proporcionar información PUBLICA a los interesados en solicitarla. Y digo curioso porque en medio de la pandemia, la SFP, feudo de la señora Ackerman, ha decidido reservar la información relacionada con la adquisición de la vacuna anti-covid ¿por qué? ¿No es de interés general saber cuantas dosis y en que plazos se entregará el anhelado fármaco? Ya no hablemos de costos…

Pero no sólo el INAI ha estado en el spot light en estos días, también el INE ha sido presa de la lengua presidencial. Y es que al señor que vive en el Palacio no le gusta que el ORGANO ELECTORAL pida el cumplimiento de las leyes aplicables a la veda electoral y se suspenda la trasmisión de las mañaneras (ENTIENDASE: SUSPENCIÓN DE LA TRANSMISIÓN, no CANCELACIÓN de ese circo), pues es propaganda (simple y llanamente propaganda) del gobierno federal. El primer mandatario y sus hordas replican que es un ejercicio de información y rendición de cuentas y otras cosas bien bonitas, pero para rendir cuentas hay un informe de gobierno que se debe presentar en el congreso, no en un show mañanero en el que ponen videos de Benito Bodoque y amenizan con canciones de Oscar Chávez. Lo más patético es que el presidente defendiendo y aferrándose a su tribuna (personalísima) mintió y desinformó. Sacó de contexto el requerimiento del INE y acusa de censura… y es que ahora trae de moda la palabra censura.

El presidente no entiende que las redes sociales no son espacios públicos, son redes sociales, son empresas privadas y que existen códigos de conducta. Defiende a Trump (¡Defiende a Trump!) de la censura que recibió de Twitter y Facebook, acusa a los gigantes del ciberespacio de impedir la libertad de expresión del (casi) expresidente del vecino del norte. Se le olvida al presidente que la libertad de expresión termina cuando se incita al odio y a la violencia. Pero AMLO no entiende, no quiere entender.

Curiosos los temas que le interesan al presidente cuando llevamos una semana al hilo con record de contagios de COVID. Y de Cienfuegos… mejor ni hablamos… hasta la próxima.

Cartón de Chavo del Toro


BzWTE2RVUjwpZlXfzXZP.JPG

Miguel Perez

Si tienen comentarios y sugerencias para esta columna, pueden dirigirlos a mis redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/MikeEnElDivan/

Twitter: https://twitter.com/MikeEnElDivan

Correo electrónico: mperez_hernandez@yahoo.com.mx